El dedo más importante de la mano

Ha nacido el hijo de Texteardo y Tecladina. Los familiares y amigos se arremolinan alrededor de la cuna del recién nacido.

 

AMIGA

No hay quien niegue que este pequeñín es hijo de ustedes dos.

TEXTEARDO

Pues, si lo dices por la carita, creo que todavía no se parece a nadie.

AMIGA

Lo digo por los pulgares. ¡Mira que clase de pulgares! No se puede negar que es hijo de dos texteadores.

 

Todos miran al bebé que tiene los pulgares más largos que los dedos índices. El padre, amorosamente, le pone en sus manitas al bebé un móvil, y el bebé, instintivamente, comienza a textear.

Anuncios

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: